¡Ya tengo la Compostelana!

abril 22, 2009

Una semana después de haber finalizado la aventura, escribo la última entrada del blog. Debería haberla escrito antes, pero un poco por dejadez y un poco por pena lo había ido dejando.

Tampoco quiero enrollarme mucho. Ya sabéis que no es lo mío. Sólo quería decir que he disfrutado mucho y que volvería a hacerlo la semana que viene. Ha sido una experiencia total, con muchos momentos muy buenos y alguno de sufrimiento (más mental que físico, aunque el día de O Cebreiro se pasó mucho frío!).

Quiero agradecer a Nelson que me invitara en su día a compartir su aventura. Ten por seguro que algún día la terminaremos juntos. La mitad de la Compostelana es tuya. La otra mitad es de todos los que me habéis ido siguiendo a través del blog, dando ánimos o simplemente leyéndolo. Gracias también a mi Sweetie Pie por haberme dado su soporte desde el primer día, a mis padres y a mi hermana (y mi sobrino que está en camino!).

Os dejo la foto de vuestra Compostelana:

!Es vuestra!

!Es vuestra!

Os dejo también el enlace a YouTube donde podréis ver todos los vídeos que hice, incluidos algunos inéditos:

http://www.youtube.com/barberao8

¡¡¡Hasta la próxima!!!

11ª Etapa. Arzúa – Santiago de Compostela

abril 15, 2009

Arzúa – Santiago de Compostela
Distancia Recorrida: 37 km
Tiempo total: 3 horas y 20 minutos (De las 10:00 a las 13:20)
Tiempo encima de la bici: 2:50

Al fin, ya estamos en Santiago. Nos habíamos dejado menos de 40 km. para la etapa de hoy y disfrutar del camino. Pero Miguel y Pepe, en cada rampa se ponían a tirar de lo lindo, y parecía que nos estábamos jugando el Tour. El pobre Iván con su rodilla maltrecha sufría en cada subida. En una de las últimas rampas al Monte o Gozo, Pepe va y suelta: “¡¡¡Venga, no te guardes nada!!!!”.

Como ayer lavamos las bicis, nuestra intención era ir por carretera y que no se ensuciasen mucho, pero a los 5 km. de salir de Arzúa, ya estábamos por los caminos. Hemos cruzado bosques de eucaliptus que olían muy bien.

La última parada fue en el Monte de O Gozo. Queríamos que nos pusieran el último sello en la credencial. Tuvimos que esperar 15 minutos porque el sello estaba en otro edificio. En esos 15 minutos empezó a llover de lo lindo y la entrada a Santiago se convirtió en una ducha anticipada. Llegamos a la Plaza de Obradoiro empapados.

La alegría por llegar es muy grande, pero también sientes pena porque se acaba la aventura. Sientes disitintas emociones a la vez. Ves a la gente que va llegando y, aunque están derrotados, su cara de alegría te dice que ha valido la pena.

10ª Etapa. Portomarín – Arzúa

abril 12, 2009

Portomarín – Arzúa
Distancia Recorrida: 61 km
Tiempo total: 6 horas y 10 minutos (De las 9:00 a las 15:10)
Tiempo encima de la bici: 5:00

Etapa similar a la de ayer. Como he sido de los últimos en salir del albergue, he ido sólo los primeros 45 minutos. Luego, me he acoplado a 3 colegas de Madrid con los que ya llevaba varios días cruzándome con ellos. Se llaman Iván, Miguel y Pepe. Nada más salir de Portomarín unas rampas durísimas casi hacen que las 6 magdalenas y el medio litro de Cacaolat  que habia dasayunado, saliesen por donde  habían entrado.

Los caminios seguían llenos de barro. Por primera vez, he usado las bolsas de basura que me dio Nelson para tapar las alforjas, en previsión de que pudiera llover. Al final, ha llovido poco, pero las bolsas han evitado que las alforjas se llenaran de mierda de vaca. Tendría que haberme puesto una en la cabeza, porque tendríais que haberme visto.

Ayer, en el albergue de Portomarín conocí a un hombre de Calgari (Canadá). Fue mientras estaba merendando en el albergue. Se llama Bob. Está haciendo el Camino, caminando, para celebrar los 40 años de matrimonio. Cuando acabe, se reunirá con su mujer en Barcelona para iniciar un crucero por el Mediterráneo. Me invitó a una copa de vino en O Mirador, el mismo sitio donde me metí la chuleta de ternera de la foto de ayer. Mientras estábamos dando buena cuenta del pulpo y del albariño, llegó Dylan, el canadiense del día anterior. Total, que pasé la tarde comiendo pulpo con Bob-Dylan. Le he dado mi teléfono a Bob para que me llame cuando esté en Barcelona y podamos ir a cenar los cuatro juntos.

Estas son las fotos de hoy:

Y este es el único vídeo de hoy:

9ª Etapa. Triacastela – Portomarín

abril 11, 2009

Triacastela – Portomarín
Distancia Recorrida: 55 km, aprox.
Tiempo total: 3 horas y 50 minutos (De las 9:10 a las 13:00)
Tiempo encima de la bici: 3:40

Creo que hoy ha sido la etapa más bonita de todas (junto con las 2 primeras). Ha sido una auténtica jornada de mountain bike. Todo el rato por caminos, muchos estrechos y por medio del bosque, todo lleno de barro, por las lluvias de ayer. Como tenía previsto quedarme en Portomarín, le he metido caña. Me siento muy cómodo encima de la bici, y eso se nota cuando llega alguna rampa. Me pongo de pie y subo bastante fácil. Y al llegar, en lugar de tomar aire, empiezo a bajar piñones hasta la siguiente rampa.

La distancia recorrida es aproximada, porque la llanta que le compré al del albergue es un poco más estrecha que la que yo llevaba. La pieza que va marcando la velocidad y la distancia al cuentakilómetros, está demasiado separada del receptor, y no marca nada.

Algo antes de la 1, ya estaba en Portomarín. He llegado el primero al albergue municipal, que todavía estaba cerrado. Abren a la 1. Lo de llegar el primero al albergue tiene sus ventajas: eliges la litera que más te gusta, te duchas 20 minutos sin que se acabe el agua caliente, comes a las 2 y media, y escribo el blog tranquilamente. Incluso antes de ir a comer, me ha dado tiempo de limpiar un poco a “Caballo de Troya”, que estaba muy guarro.

Como he grabado bastantes vídeos, lo mejor es que los veáis y así os hacéis una idea de cómo ha sido la etapa de hoy. Pero antes os dejo con las mejores fotos de hoy:

Y ahora los vídeos. Primero el que tenía pendiente de ayer:

Y estos son los de hoy:

8ª Etapa. Villafranca del Bierzo – Triacastela

abril 10, 2009

Villafranca del Bierzo – Triacastela
Distancia Recorrida: 68,7 Km.
Tiempo total: 6 horas y 15 minutos (De las 8:15 a las 15:15)
Tiempo encima de la bici: 5:50

Hoy ha sido la etapa reina. Había que subir varios puertos, entre ellos el Cebreiro. Y encima, el tiempo no ha acompañado. Desde la salida, la lluvia ha estado presente. Y a medida que íbamos subiendo, se ha convertido en nieve. Una nevada copiosa y un viento helador. El pie izquierdo casi se me congela. Arriba, en un bar, me he sacado el calcetín y he puesto el pie en un radiador. Hoy iba con Rober y Dani, los dos gallegos de los vídeos de ayer. Al reanudar la marcha después de un Cacaolat calent, calent, nos hemos equivocado de carretera. Lo que al principio ha parecido un alivio (porque en el bar nos habían dicho que
quedaban todavía 4 km. para coronar, y hemos empezado a bajar como 15 minutos), se ha convertido en un suplicio. El frío nos ha congelado. Además, el error ha hecho que diésemos una vuelta muy grande y al final, hemos tenido que rodar muchos más kilómetros. Para más inri, la rueda delantera ha empezado a fallar. Otra vez, el mismo problema que tuve hace 3 días con la trasera. He tenido que ir muy despacio, sobretodo en las bajadas, porque la rueda se movía mucho. Al ir tan lento, mi cuerpo no generaba calor y he pasado más frío que en la primera comunión del Yeti. Al final, he conseguido llegar no sé cómo a Tricastela. Un pueblo muy pequeño donde por supuesto, no hay tienda de bicis. Y si la hubiese habido, estaría cerrada. Total, que he ido por el pueblo preguntando a la gente si conocía a alguien que tuviese bicicleta. Mi intención era comprarle su llanta. Al final, en uno de los albergues, he convencido al hospitalero (yo creo que le ha dado pena), y hemos hecho un cambio. Me ha cobrado 30€ por su llanta (le he dicho que me cobraron eso por la de atrás), y él mismo ha cambiado la cubierta y me ha puesto la rueda. Como eran las 3 de la tarde, he
comido en el restaurante que tienen (empanada y albóndigas) al lado de una estufa, y he decidido que hoy iba a pasar la noche aquí.

Estoy en una habitación pequeña con 2 literas. De momento, sólo somos 3 (Dylan de Canadá y Howard de Leeds). Muy simpáticos y habladores. Mientras yo escribía, ellos hablaban y de vez en cuando me preguntaban algo. Fran, no hace falta irse a Brighton a practicar inglés. Hazte el Camino de Santiago. El 70% de la gente son guiris.

El día ha sido tan duro, que hoy no he podido hacer fotos. Sólo un vídeo durante la ascensión a O Cebreiro justo cuando entraba en la provincia de Lugo. Además, ¡¡¡la batería de la cámara estaba agotada!!!

El vídeo no lo puedo subir hoy por problemas técnicos. A ver si mañana puedo hacerlo.

7ª Etapa. Astorga – Villafranca del Bierzo

abril 9, 2009

Astorga – Villafranca del Bierzo
Distancia Recorrida: 86,9 Km.
Tiempo total: 6 horas y 15 minutos (De las 8:45 a las 15:00)
Tiempo encima de la bici: 4:58

No hay nada como un masaje en las piernas, como los ciclistas profesionales, y un 4-0 de cine, para levantarse con muchos ánimos y plantarse en Villafranca del Bierzo a las 3 de la tarde, habiendo hecho casi 87 km. El masaje me lo dieron en el albergue San Javier. El masajista perdía tanto aceite que no hizo falta que usara el del bote. “¡Uy! ¡Qué velludo eres! ¿Pero los ciclistas no os depiláis?”. “Venga, no te enrolles, que empieza el partido”. 40 minutos de masaje por 5 € (más otros 5 € de propina por comportarse).

El partido lo vi en el Café Gaudí, solo ante el peligro, rodeado de bastante madridista, y con mi camiseta del Barça puesta. En el primer gol, sólo levanté un brazo. En el cuarto, me levanté y grité ¡gooool! Y a ver quién me decía algo.

Hoy había que subir a la cima del Camino de Santiago, a la Cruz de Ferro, un monumento muy simple pero emblemático, que corona el puerto (1.504 m). Me he encontrado a gusto y he subido muy cómodo, a lo Contador. En principio, tenía intención de dormir en Pornferrada, pero como me encontraba bien físicamente y a las 12:45 ya estaba en Ponferrada, he decidido seguir hasta Villafranca.

Os dejo con las mejores fotos de hoy:

Y ahora, unos vídeos:

6ª Etapa. León – Astorga

abril 8, 2009

León – Astorga
Distancia Recorrida: 65 Km.
Tiempo total: 5 horas y 15 minutos (De las 9:45 a las 15:00)
Tiempo encima de la bici: 4:00

Ante todo, quiero agradecer a Frieda y Nacho que convirtieran su casa en un albergue. Y a todos los que vais leyendo el blog y haciendo comentarios. Como no puedo contestarlos todos, no contesto ninguno, ¿vale?

La etapa de hoy me ha gustado mucho. He ido otra vez solo (¡esto no me gusta tanto!), por los caminos de polvo y piedras. En teoría, tenía que llegar a Rabanal del Camino, 20 km. después de Astorga, pero:

  • no tengo prisa
  • si hago menos kilómetros, Nelson y yo podremos hacer desde el sábado o el domingo (estoy convencido que ya estará bien) más Camino juntos
  • hay que dar descanso a mis rodillas
  • juega el Barça y quiero hacer una pequeña siesta para no dormirme si el partido es aburrido

Como podéis ver en uno de los vídeos, he pasado a mucha gente. Me ha llamado la atención un grupo de unos 15 catalanes, con una niña pequeña. Deben ir “a poc, a poc”, por aquello de que la velocidad de una manada es la velocidad del elemento más lento.

Os dejo con las fotos más interesantes de hoy:

Y ahora los vídeos:

5ª Etapa. Carrión de los Condes – León

abril 7, 2009

Carrión de los Condes – León
Distancia Recorrida: 104,4 Km.
Tiempo total: 7 horas y 45 minutos (De las 8:30 a las 16:15)
Tiempo encima de la bici: 5:40

Ya estoy en León. Lo que podría haber sido una etapa bastante fácil, el viento la ha endurecido, sobretodo en los últimos 35 km., desde El Burgo Ranero. El viento y el hecho de que he ido todo el rato sólo. Tenía pensado ir con Michelle (el italiano), pero él se ha ido a desayunar mientras Nelson y yo nos despedíamos, y luego no nos hemos encontrado. Por suerte, los campos de Castilla son bastante llanos. Sería una etapa con llegada al sprint, que dicen en el Tour, de transición. Pero aquí, los kilómetros ya van pesando. Casi 500 km. en cinco días se tienen que notar.

Sobre las once y media de la mañana, he parado en un bar de un pueblo muy pequeño llamado San Nicolás del Real Camino. Al pedir el bocadillo de tortilla francesa, le digo al del bar: “Como supongo que por aquí pasan muchos catalanes, no será la primera vez que te lo piden. Si me untas el pan con un tomate, me haces el tío más feliz del mundo”. “No hay problema. Vosotros le ponéis tomate a todo, ¿no?”, me ha contestado. El bocadillo me lo he comido en una pequeña terracita interior que tenía  el bar, al solecito (podéis ver la foto abajo).

A las 16:15 he llegado a la Estación de Autobuses de León. Allí había quedado con Nelson, que ha llegado de Carrión, y mi prima Frieda y mi sobrino Darío, que viven aquí. Hoy dormiré en su casa (y la de Nacho, que si no lo nombro igual no me da de cenar). Da la casualidad que hoy también llegan Xavier y María (mi primo -el Arias, para los que lo conocisteis en el colegio hace unos 25 años- y su mujer). Aunque llegan tarde, intentaré mantenerme despierto. Como mañana no me echaran a las 8 como hacen en los albergues y la etapa de mañana es corta, podré dormir un poco más (sin ronquidos y sin impacientes que a las 6 de la mañana ya están haciendo ruido).

PD: A mitad de etapa, cuando iba rodando solo, he decidido que la etapa de hoy se la iba a dedicar a alguien que nos dejó este año.

Os dejo las fotos:

4ª Etapa. Burgos – Carrión de los Condes

abril 7, 2009

Burgos – Carrión de los Condes
Distancia Recorrida: 94,2 Km.
Tiempo total: 8 horas y 50 minutos (De las 8:40 a las 17:30)
Tiempo encima de la bici: 5:53

Ayer fue un día triste. La alegría de haber superado otra etapa más, no compensa la tristeza de que mi amigo, mi cuñado, mi compañero de fatigas haya tenido que bajarse de la bici. Mis sospechas de antes de ayer se han confirmado. Yo pensaba que por la mañana al despertarse no podría apoyar el pie, pero él se subió a la bici y recorrió 40 km. de caminos. Una brutalidad para su rodilla maltrecha. En Castrojedir la rodilla dijo basta. El dolor muy fuerte y la izquierda también empezaba a resentirse por hacerla trabajar más. Cogió un taxi hasta Carrión de los Condes. Hoy ha venido en bus hasta León. Y de allí a Santiago. Si en 3 ó 4 días se recupera, haremos las últimas etapas juntos.

Desde Castrojedir a Carrión de los Condes, he ido todo el rato con Michelle, un italiano de Verona, y Pau y Alan, de Barcelona. Con estos dos últimos, sólo al principio, hasta que a “Caballo de Troya” le han fallado los cuartos traseros. Se ha empezado a mover la rueda de atrás. El eje estaba destrozado. Estábamos en Fróntisa, y todavía quedaban 19 km. a Carrión. He tomado e riesgo de seguir con la rueda mal y me ha salido bien, porque he llegado piano, piano, al fin de etapa. Y además, en el pueblo había una tienda-taller de bicis. Me han cambiado la llanta y la bici como nueva.

Nelson y yo hemos pasado la noche en el mismo albergue, que lo llevan 3 hermanas agustinas. Nada de los lujos de ayer (me he tenido que duchar con agua fría, después de 94 km!!!), pero el trato mucho ha sido mucho más amable y familiar. Por cierto, sobre el albergue de Burgos, hay gente que me ha comentado que no le parece bien. Que eso va en contra del espíritu del Camino de Santiago. Seguramente, son los mismos que van con zapatillas de trekking de 200 €, pantalones de un tejido inventado por la NASA, mochila de 50 gramos y GPS. Y eso no va en contra del espíritu. Para una vez que hacemos una cosa bien en este país, vamos a alabarla, ¿no?

Como veis la crónica de la 4ª etapa la escribo un día después. La conexión todavía no llega a todos sitios.

Hoy más que nunca pido comentarios de apoyo a Nelson. A ver si se recupera y el sábado puede hacer las 2 últimas etapas.

Os dejo las fotos:

3ª Etapa. Logroño – Burgos

abril 5, 2009

Logroño – Burgos
Distancia Recorrida: 127,9 Km.
Tiempo total: 11 horas y 10 minutos (de las 08:20 a las 19:30)
Tiempo encima de la bici: 7:59

Etapa larguísima!!! Menos los 20 km iniciales, el resto han sido por carretera (muchos por la N-120). Teníamos que recuperar lo perdido de los dos días anteriores. Y Nelson tenía molestias en la rodilla derecha. Tantos km. no le han hecho ningún bien. Veremos cómo se levanta mañana. He tenido que ir a comprarle Voltarén en gel. Creo que es una tendinitis. Sinceramente, no soy muy optimista. Cuando estaba entrenando me dió exactamente lo mismo, y paré seis días. En 2 ó 3 ya estaba mejor, pero no quería forzar mi rodilla y esperé seis.

Por lo demás, bien. Al llegar a Santo Domingo de la Calzada, ha salido el sol por primera vez, y nos ha acompañado hasta Burgos. Hemos desayunado en Ventosa: 3 bocadillos cada uno, de revuelto de pimientos rojos, revuelto de jamón y jamón con pimiento verde. Y a la hora de comer, en Belorado. Justo al entrar al pueblo, había dos matrimonios, y viendo que nos dirigíamos hacia ellos, uno de los hombres ha dicho: “Pregúntame a mí, que soy el enterado”. Nos ha aconsejado un sitio. Me ha preguntado si no conocía la plaza mayor de Belorado. Al decirle que no, me ha soltado: “Mira. En el mundo hay 3 plazas que hay que visitar. La de Salamanca. La de Samarcanda, en Asia. Y la de Belorado!!!”. El hombre tenía razón. Os la recomiendo. Ahí mismo nos hemos metido una sartén de morcilla, huevos fritos y patatas fritas. Había que coger fuerzas para la tarde.

Después de comer nos lo hemos tomado con calma. Íbamos fijando metas. Primero, Villafranca Montes de Oca. Luego, San Juan de Ortega. Y al final nos hemos plantado en Burgos. Para llegar a San Juan de Ortega, hay que subir la Pedraja. Con un 6% de desnivel durante 4 km. Ahí es nada.

El albergue es espectacular. Nuevo de agosto pasado. 5 plantas. Con todas las comodidades. Si los templarios levantaran la cabeza… Hemos hecho nuestra primera lavadora.

Bueno, os dejo con las fotos. Que hoy me estoy enrollando mucho. Son las once y media de la noche, las luces están apagadas y algunos ya roncan. Sobre los ronquidos, mañana escribiré más, porque merece un artículo aparte. Lo de anoche fue escandaloso. De las fotos destaco la del paisaje. ¡¡¡Por fin, he encontrado dónde hicieron la foto para el escritorio de Windows!!!